BALANCE LECTOR DEL 2017

Disculpen ustedes si esta entrada del blog me sale algo larga o arrebatada, quizás poco profunda, pero mientras tecleo, ando escuchando rock y quizás no sea el mejor entorno para pensamientos elevados, sí para pensmientos rápidos, como los golpes rítmicos de una batería o el punteo de la guitarra.

Empecé releyendo ( sí, ya estamos en esa época de la vida en la que apetece releer) a Walter Benjamin, ya saben, ese faro del pensamiento europeo que huyendo de los nazis decidió poner fin a su vida para no terminar siendo interrogado por las SS. La obra que volví a tener entre mis manos fue Dirección única (o Calle de dirección única), que la pueden ustedes encontrar en librerías o bibliotecas de las dos maneras traducidas. Es un libro pequeño, pero con interesantes y hermosas reflexiones de las que seguro yo he puesto alguna cita en alguna entrada de este blog. Es una pequeña delicia que me obligaron a leer en la universidad y a la que he vuelto unas décadas después.

También leí Apuntes sobre el suicidio, de Simon Critchley. Es un libro breve donde, evidentemente, se reflexiona sobre la vida y sobre el acto de perderla, aunque, a veces, se echa en falta un poco más de profundidad o que algún capítulo fuera un poco más extenso.

Me regalaron, a principios de año, El hotel del Voyeur, de Gay Talese. Ya saben que el escritor es uno de los padres del Nuevo periodismo, junto con Capote, Mailer, Wolfe. Es un libro corto, polémico en su momento, en EE.UU. ¿ El tema?. Es la historia de un tipo “normal” que al comprar un pequeño hotel como modus vivendi, crea en el techo de las habitaciones un sistema para observar a los clientes mientras están haciendo el amor. El hombre que se puso en contacto con Talese, mantuvo con él una larga correspondencia y una relación profesional (fuente y periodista) que terminó cristalizando en la existencia del libro. Es evidente, que es el típico libro que hace que el lector reflexione sobre la vida privada, sobre los conceptos de intimidad y sobre la profesión periodística.

Al poco tiempo leí un libro corto de Tom Wolfe, titulado El viejo Rivers, donde el malogrado autor, pone el solfa al típico editor caduco y conservador, más preocupado por el qué dirán que por la literatura. No es de lo mejor de Wolfe ( escritor de grandísimo talento al que la tuberculosis le arrebató la vida y , quizás, el Nobel) pero siempre hay fragmentos que ya hacen buena la lectura.

Por aquello de cambiar un poco la tipología de los títulos que caen en mis manos, leí La invención de la naturaleza (el Nuevo mundo de Alexander Von Humboldt), de Andre Wulf. Es una interesantísia biografía sobre el naturalista, geógrafo, humanista alemán. Nos cuenta la autora, de una manera amena, la vida, obra y milagros del Humboldt, una de las cabezas más reconocidas de su época, en su país y en el resto del mundo. Nos hablan de su amistad con Goethe y cómo el poeta alemán le enseñó a mirar a la naturaleza no sólo como un científico, sino también con poesía, y , precisamente ese lirismo, convirtieron a los libros de Humboldt, en obras internacionales, en libros que cruzaron todas las fronteras y que terminaron influyendo en gente tan dispar como Darwin, en políticos como Jefferson o Simón Bolívar y en autores como Thoreau- de moda de nuevo por su idea de respetar a la naturaleza y por su apología para llevar una vida sencilla-. Este libro de Andrea Wulf es muy recomendable para Geógrafos, biólogos, humanistas, curiosos en general.

Durante estos meses, les confieso, también me he leído más del ochenta por ciento de las obras de Muñoz Molina. Ya saben , cuando me da por algo… pero soy un buen tipo, no me lo tengan en cuenta. Desde El jinete polaco, Beltenebros, Plenilunio, La noche de los tiempos, Sefarad, El viento de la luna, etc. Y tengo que decir que me quedo con el autor de Jaen ( si me dan a elegir entre él y Javier Marías).

También me leí El tenis como experiencia religiosa de David Foster Wallace, libro sobre dicho deporte, pero que se queda en anécdota, ya que Foster Wallace, que jugó como amateur, conocía bien la psicología de los jugadores ( como demostró en su obra maestra La broma infinita)no termina de desarrollar y de sacarle el jugo al tema.

Si les gusta el tenis, les recomiendo encarecidamente que lean Open, la biografía de Andre Agassi. Libro sincero, entretenido, que no sólo habla de tenis, sino de la vida, del estrés, del negocio, de la fama, de la soledad, de amor, etc. Es un buen libro y lo devoré con ganas y con mucho interés.Es rico en anécdotas, y explica muy bién qué sucede en las cabezas de los tenistas cuando se están jugando un Roland Garros o un Open USA.

Luego leí El amante, de Marguerite Duras, que , quizás esté sobrevalorado, según mi humilde opinión, y al que no le hubiera venido mal un poco más de metraje, para desarrollar ciertos aspectos.

También leí La Flaqueza del Bolchevique de Lorenzo Silva porque me gusta leer algo de casi todo el mundo- si se puede, claro, que no se puede porque es imposible- y el libro tiene una parte divertida, la primera, donde el protagonista decide tocarle las narices a una dama prepotente con la que ha tenido un encontronazo automovilístico y una segunda más previsible y nabokoviana que es más previsible y que carece de tanto interés.

Luego leí el Domingo de las madres, de Graham Swift, que es un libro corto pero que tiene miga y buen dominio de la acción y la reflexión en una época donde aún, la separación entre las clases sociales estaba más marcada. Es un libro que puede gustar mucho a cierto tipo de sensibilidades y que demuestra un dominio narrativo que no pasa desapercibido al lector habituado y atento.

De Landero me he leído este 2017 dos novelas. El balcón de invierno y La vida negociable. Me quedo con el primer título por veraz, intrahistórico y sutil, mientras que del segundo título yo diría que se ha publicado por la premura de ponerse al rebufo del éxito del primero y, quizás, convendría no haber tenido tanta prisa.

También he leído Vidas imaginarias, de Marcel Schwob, que es la influencia europea visible de Borges. Pero este tipo de literatura, ya lo saben, me deja un poco más frío. No digo que sea mala, digo que a este humilde servidor, me deja distante, sin entrar del todo en las historias.

Madre mía, qué larga me está quedando esta entrada… Para resumir, les diré que también han pasado por mis manos libros de poesía de Gil de Biedma, excelente su Las personas del verbo. También he leído los Poemas de amor de Anne Sextton ( una de las musas distantes de James Ellroy), la poesía completa de Alejandra Pizarnik.

También es entretenido La soledad del lector, de David Markson, una colección de anécdotas sobre escritores, que se lee fácil y rápidamente y que, en algunas ocasiones, te hace esbozar una sonrisa.

Para volver a mi interés por el arte, he leído las Cartas a Theo, de Vincent van Gogh, que es una delicia para los apasionados del arte, por lo que tiene de testimonio, de verdad, de derrota, de injusticia, bueno, ya saben la historia.

También me gustó mucho El arte de la rivalidad, de Sebastian Smee, que trata la rivalidad entre grandes artistas y que resulta iluminador y que es muy recomendable para los aficionados a la pintura.

Y para terminar, les diré que leí La vida de Raymond Chandler, de Frank Mac Shane, porque el creador de Philip Marlowe es uno de mis autores predilectos y su personaje un tipo duro con unos diálogos, comparaciones y descripciones, sublimes.

¿Y últimamente?. Han caído en mis manos, El americano impasible, de Graham Greene, Crematorio de Rafael Chirbes, sobre el pelotazo inmobiliario y político en la costa levantina, Butcher´s Crossing de John Williams, buena novela sobre la caza del búfalo en los EE.UU, como una fiebre del oro, pero salvaje y poco ecológica con un toque de western, mejor libro, creo, que su famoso Stoner.

Y creo que me dejo algún libro en el tintero, pero bueno, llegados a este punto, da igual.Ya les he aburrido bastante.

Discusión

CeleminCelemin, 18:21 21/08/2017
Apuntaré alguna recomendación de las que realizas
Escribe el comentario:
V L A Q S
 
blog/2017/08/02.txt · Última modificación: 14:24 02/08/2017 por david
Recent changes RSS feed Creative Commons License Donate Minima Template by Wikidesign Driven by DokuWiki