CARTAS A KATHERINE WHITMORE.PEDRO SALINAS

“Tengo la pretensión de ser el corresponsal europeo más fiel y constante”

Pedro Salinas.

Me pregunto, leyendo este libro de Salinas, si lo mejor de los escritores, su lado más puro, más auténtico, sus lirismos, sus penas, ¿no quedan ocultas a los ojos del mundo precisamente porque cristalizan en sus epistolarios personales, secretos?.¿No es hermosa esa idea de que sus mejores obras queden olvidadas o destruídas por le paso del tiempo?

Sé que Salinas escribió esa maravilla titulada La voz a ti debida, poemario amoroso deslumbrante, rítmico, sincero, uno de mis libros favoritos que, en ocasiones, releo, como vuelve un niño a los rincones secretos. Y en este epistolario que ahora tengo entre mis manos, late el mismo corazón que dejó versos inolvidables, un estilo único. Porque Salinas era un intelectual, un hombre viajado, con idiomas, culto, cuya traducción de la magna obra de Proust sentó cátedra. Es un autor que forma parte de una de las generaciones de escritores de nuestro país más con más talento. Pero aquí, en este epistolario, su lado público está en segundo plano y es, en ocasiones, un incordio para él, porque le quita tiempo para escribir estas cartas, porque le quita tiempo para escribir a Katherine.

Este epistolario enseña al lector mucho de lo que el ser humano tiene de contradictorio, de dual, de secreto. Este epistolario es la demostración clara de la locura arrebatadora que supone amar. Salinas, hombre hecho y derecho, hombre con proyectos, con viajes, con familia, corre como un niño a Correos para ver si le ha llegado una carta de ella y en su trabajo le contesta, se cruzan telegramas, se conocen las fechas y horarios de recogida del correo y tiene calculado el tiempo que suelen las cartas en cruzan el Atlántico. Quizás el destino le hubiera hecho las cosas más fáciles al poeta si se hubiera enamorado de una señorita de Cuenca, pero no, tuve que emorarse perdidamente de una americana. Ella guardó las cartas, las que ahora podemos leer.

Y es como asistir al encuentro almibarado de dos amantes que utilizan términos cariñosos, conceptos que sólo tienen significado para ellos, emisor y receptora, separados por miles de kilómetros de distancia pero juntos por compartir ilusiones, secretos, reflexiones, vida.

Es emocionante sentir la emoción de Salinas ante cualquier pequeño hecho, sentir su pulso, su nerviosismo, incluso su infantilismo, quizás necesario para sentir el amor verdadero, una especie de renuncia temporal al sentido común en pos de olvidarse de uno mismo para proyectarse el alma propia en la ajena, intentando que todo aquello perdure.

Aquí verán al hombre temblar, sí, un hombre que es poeta pero que como ser humano, vibra, siente, sonríe y llora. Ya es un tipo cuyo nombre le parece más bonito porque a ella le gusta y cuyas dos sílabas, Pedro, resuenan, a partir de entonces, en su mente, como eternas, cuando antes, ni había reparado en ellas, en el cotidiano hábito de llamarse Pedro.

En este epistolario le verán buscar papel amarillo porque a ella le gusta, y él lo busca sólo para que sepa que tiene en cuenta sus gustos y que se preocupa por ellos. En estas páginas verán al poeta caminando por la playa y escribiendo en la arena el Katherine que late en su pecho, sólo para que el mar se lleve, borrándolo, su nombre y para que la playa, el sol, la tierra y el mar le guarden el secreto.

Son cartas de amor en el sentido más puro, porque Salinas suele aparcar su lado racional para entregarse de lleno a la emoción, al latir, a la pulsión, olvidándolo todo. Leer este tipo de libros, en esta época nuestra, donde abrir el buzón es verse con publicidad y facturas, es una cristalina emoción que les recomiendo.

Sólo espero que ningún escritor malo, ni ninguna mala novelista, utilice este episodio de la vida de Salinas para novelar una mierda de libro, igual que espero que si algún director/a de cine pone en este epistolario sus garras, lo respeten intentando capturar el latido del libro. Aunque lo mejor sería que lo dejaran así, tranquilo, en forma de libro.

Discusión

Escribe el comentario:
Z J E B A
 
blog/2016/03/25.txt · Última modificación: 01:03 09/04/2016 por andy
Recent changes RSS feed Creative Commons License Donate Minima Template by Wikidesign Driven by DokuWiki